Pudo haber sido el lanzamiento para la reelección. Algunos, incluso, lo leyeron así. Para ratificar lo indescifrable que suele ser el Gobernador, la jornada no contó con su presencia.

Gustavo Bordet decidió encolumnar a su equipo. No necesitó estar él mismo ni sentar en primera fila a todo el gabinete. No estuvieron todos los ministros ni los presidentes de las cámaras legislativas. El acto en el Salón de los Gobernadores se desarrolló en coincidencia de sesiones parlamentarias.

Edgardo Kueider fue el portavoz del mandatario. Antes de que hagan uso de la palabra los ministros de Economía Hugo Ballay; de Planificación Luis Benedetto; y de Salud Sonia Velázquez; el secretario de la Gobernación llamó a todos los presentes a defender la gestión en todos los ámbitos y en todos los medios.

La jornada dejó, por lo menos, dos noticias. Una de ellas llegó por el lado de la concurrencia. Fue la juventud, en su mayoría, la que pobló la convocatoria. La otra noticia es que los funcionarios se encargaron de poner de relieve los incumplimientos del gobierno nacional en materia de fondos como por ejemplo el financiamiento para el sistema previsional. “Hay obras que Nación las vende como propias y son cincuenta y cincuenta y, encima, a veces la tenemos que pagar nosotros porque los desembolsos no llegan”, comentó a Página Política un funcionario que estuvo presente en el cónclave.

Ballay detalló cuáles son, precisamente, los incumplimiento de la gestión de Mauricio Macri y marcó también la discrecionalidad que suele beneficiar a los municipios de Cambiemos. Velázquez remarcó el marcado incremento en los hospitales públicos por usuarios que quedaron afuera de las obras sociales y la baja de planes nacionales que operaban durante el gobierno anterior. Con ese cuadro de situación es que los ministros que hablaron se jactaron de pilotear un barco en un mar de turbulencias.

Kueider fue quien tuvo el discurso político. Llamó a los 100 presentes a comprometerse con el proyecto de Bordet que tiene su segunda parte a partir de 2019, “que está a la vuelta de la esquina”, apuró. Entre los reclamos apareció la comunicación. Se pidió “militar la gestión”, “dar la cara” y “poner las herramientas a disposición de los compañeros en cada barrio”.

El secretario general de la Gobernación llamó también a “desburocratizar la gestión para dar respuestas eficientes a las demandas crecientes de la sociedad”.

La sintonía fina que reclamó fue también en clave partidaria. Estaban allí integrantes de diferentes expresiones en el PJ que forman parte del gobierno. A esos funcionarios les pidió “bajar al territorio, a los barrios”. Hubo también un mensaje para los descontentos y para quienes la ven de afuera: las puertas están abiertas. Esto es para entrar o para salir, decodificó otro funcionario que estuvo presente.
Fuente: Página Política

Claves

2019 Kueider Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles