Del tema se viene hablando desde que Cambiemos gobierna el país y Rogelio Frigerio controla el estratégico Ministerio del Interior. La experiencia electoral de 2015 dejó una enseñanza: en Entre Ríos ganó Mauricio Macri, pero Alfredo de Angeli perdió, en la misma elección, la gobernación. Falló el candidato provincial.

En la UCR, los dirigentes de la corriente Illia han sostenido desde entonces una afirmación contrafáctica: si Atilio Benedetti hubiera sido el candidato, la provincia estaría hoy gobernada por Cambiemos. Es posible.

Pero más valioso resulta hoy el planteo de igualdad de oportunidades para todos los candidatos que ahora sostiene Benedetti, recordando que la competencia interna le ha hecho bien a Cambiemos. Es lo que no hubo en 2015, cuando Frigerio impuso a De Angeli como el único candidato de Macri y los radicales Benedetti y Fabián Rogel declinaron sus candidaturas.
Las condiciones que pone Benedetti para competir con Frigerio Redacción de Página Política 06 Ago, 2018
Pero dentro de la UCR y de Cambiemos, Benedetti encuentra muchas resistencias. Y sobre ese suelo fértil viene sembrando el diputado Ricardo Troncoso, hace ya un par de meses francamente lanzado a la arena electoral, virtualmente solo en esa tarea dentro de la alianza que contiene a radicales, macristas y algunos peronistas. Y, según dice, lo hace con la venia de Frigerio. El sábado pasado, el intendente de Chajarí, Pedro Galimberti comunicó que sigue anotado para la carrera, aunque en comparación con Troncoso han sido muy pocas –o poco difundidas- las vueltas que ha dado hasta ahora al circuito de la campaña electoral.
Galimberti ratificó su precandidatura a gobernador Redacción de Página Política 04 Ago, 2018
En la Nación
En las especulaciones sobre el futuro político en la provincia siempre se contó a Frigerio como la carta más fuerte que tenía Cambiemos para jugar en 2019. Y la variante de una elección provincial separada de la nacional que, en teoría, aumentara las chances de reelección de Bordet, volvía a su postulación más necesaria.
Agrandar imagen
Pero los frigeristas nunca supieron responder si jugará. “Llegado el momento, Macri se lo va a pedir, porque Cambiemos necesita ganar provincias”, han repetido en el último año.

Frigerio nunca quiso hablar del tema y la impresión que siempre dio es que ni él mismo tuvo en claro cuál sería su futuro político. Siempre dijo –y resultó creíble- que estaría donde el Presidente lo necesitara. Pues bien, la “tormenta” económica de los últimos meses hizo que lo necesitara más que nunca en su gobierno. Y que, en consecuencia, perdiera fuerza la posibilidad de que dedique sus energías a una candidatura a gobernador.

Se dijo, incluso, que un escenario de desdoblamiento electoral, que implique elecciones anticipadas en Entre Ríos, alejaba aún más la posibilidad de que Frigerio deje el gobierno nacional. En el PRO veían más posible que eso suceda para octubre de 2019, cuando esperan que los efectos negativos de la crisis ya se hayan disipado y Frigerio ya no resulte tan necesario para el gobierno de Macri.
Territorio propio
Sin embargo, esa explicación es desechada desde otra ala del frigerismo que, como se sabe, excede al PRO en Entre Ríos, para incluir a algunos radicales y peronistas. Con los macristas coinciden en una afirmación: en la Casa Rosada cuentan a Entre Ríos como una de las provincias que esperan ganar.

Si Bordet quiere adelantar las elecciones es porque le conviene. Y si, como parece, junta los votos en la legislatura para el desdoblamiento, se hace más necesario que nunca para Cambiemos que “baje” a jugar su candidato más fuerte. Dicen que es el único que le puede ganar a Bordet.
Agrandar imagen
Claro que para que esto ocurra deben darse al menos dos o tres cosas: que efectivamente en la Rosada quieran conquistar Entre Ríos; que Macri evalúe que ese objetivo sólo se alcanza con Frigerio y que eso justifique su salida del gobierno nacional; y que Frigerio quiera.

Cerca suyo aseguran que todo lo que se comentaba en contra de esa posibilidad (que no le interesaba la provincia, que su futuro político estaba en la Nación) corresponde a otro momento político, a otro país, previo a la crisis que este invierno golpea al gobierno de Macri.

Está claro que el rol de Frigerio sigue siendo central en la administración nacional. Pero no esta tan claro que le sirva como antes para la construcción de su futuro político. “Tiene 50% menos de presupuesto y le encargan sacar leyes sin nada para negociar”, ejemplifica un dirigente peronista.
Agrandar imagen
Otro frigerista (no peronista) observa que la historia indica que en Argentina es importante, para cualquier dirigente con aspiraciones, contar con un territorio: “Si quiere entrar en el juego de la política, está claro que, con vista a 2023, no es lo mismo ser un ministro calificado que un gobernador”.

El razonamiento encuentra lógica en el hecho de que hoy, a diferencia de lo que ocurría ocho meses atrás, nadie puede asegurar que Macri tendrá un segundo mandato.

Para complicar aún más la escena, las especulaciones que dejan correr algunos dirigentes que se dicen con llegada al ministro del Interior involucran también a la interna peronista. Dicen que Frigerio le gana a Bordet no sólo por peso propio, sino porque podría llegar a contar con el apoyo de algunas figuras importantes del peronismo provincial.
Frigerio alineó a los legisladores Pablo Bizai 04 Ago, 2018
Fuente: Página Política

Claves

Interna Cambiemos Frigerio Benedetti Troncoso Galimberti Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles