El lunes, cuando estaba en sesión en el Concejo Deliberante, recibió la noticia más ansiada. La Justicia le dictó el sobreseimiento en la causa de narcotráfico. El juez federal Leandro Ríos ya le había dictado la falta de mérito. Sólo faltaba este último paso para quedar desvinculado del caso.

Emanuel Gainza, regresado de su licencia a raíz de la imputación, retomó la actividad política y la relación con la prensa.

A horas de la esperada notificación judicial, el edil del PRO acudió a su perfil de Facebook para plasmar su primera impresión. Lo hizo desde lo personal. Luego vino el mensaje político.
El concejal nunca corrió su eje ni dejó lugar a la duda. Su desarrollo político tiene su anclaje en Paraná y en la gestión. Esos dos elementos lo alejan del interés por una banca en la Legislatura. Su desarrollo parlamentario, en el Concejo, fue aparejado de gestión en Buenos Aires. Su ámbito es la ciudad.

La aspiración de máxima es ser intendente. Esa idea está y estuvo más latente cuando Sergio Varisco tenía en sus planes dar la pelea provincial. La causa de narcotráfico echó por tierra ese propósito y lo empujó a reducir sus expectativas políticas. Va por la reelección. La decisión del Intendente también trastocó los planes de Gainza, aunque aún no están claros.

Gainza es un referente del PRO surgido desde la política. No es un actor del mercado ni representa a una clase empresaria. Estudió en la UCA, viajó por el mundo en plan de capacitación en la gestión, se codea con funcionarios nacionales, pero sus orígenes están en San Agustín en el seno de una familia a la que nada le vino en bandejas. Empezó su militancia de la mano de Armando “Mandy” Saliva, hace 10 años, cuando Compromiso para el Cambio era difícil de explicar. Es la síntesis perfecta del “Sí se puede”.

El concejal se ve en el espejo de la renovación. Cerca de él suelen poner de ejemplo a intendentes jóvenes como Martín Yeza, de Pinamar; o Martiniano Molina, de Quilmes. No lo cuestionan a Varisco. Le reconocen la experiencia, pero lo nuevo lo toman como capital exclusivo de su tropa. Allí pivotean dirigentes peronistas como Mario Moine (hijo), o Andrea Firpo, hija del ex senador Victorio Firpo.

Con la idea indiscutida que se adelantarán las elecciones y con el cronograma que indica que en 60 días hay que presentar listas, Gainza se anima a no descartar su proyecto de conducir los destinos de la Municipalidad y pelear en una interna. Entiende que su espacio en Cambiemos creció y ese crecimiento no está representado en el espacio y en la gestión. Sigue teniendo, desde el 2015, una clara preeminencia el radicalismo.

El otro plan es confluir con Varisco en una fórmula. No hubo un ofrecimiento formal, pero esa hipótesis está en los dibujos electorales de uno y otro. El Intendente y concejal se llevan bien. Trabajaron en conjunto estos tres años.

Nadie quiere mover las fichas. La semana que viene se estará transitando diciembre. Un mes clave para la política y sus definiciones.
Fuente: Página Política

Claves

Paraná Gainza 2019 Varisco

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles