Efectivos de la Policía Federal realizan desde horas tempranas una serie de allanamientos en el marco de una investigación por delitos de narcotráfico. Fueron seis procedimientos, entre ellos en la casa familiar del intendente Sergio Varisco y en su despacho en la Municipalidad de Paraná; también hay operativos en la vivienda del concejal radical Pablo Hernández y de la subdirectora de Seguridad, Griselda Bordeira.

La medida fue ordenada por el juez federal Leandro Ríos, quien lleva adelante una causa contra una organización encabezada por Tavi Celis, detenido y a la espera de un juicio oral, como líder de una banda que se dedicaba a organizar y financiar actividades de comercio de estupefacientes, que operaba en distintos barrios de Paraná y extendía sus redes otras localidades entrerrianas e incluso hasta Santa Fe.

Tras la caída de Celis, en mayo de 2017, la estructura se reorganizó hasta que pudo reconstruir el esquema de venta de estupefacientes bajo el liderazgo de Luciana Lemos, pareja del líder narco, y así funcionó al menos durante este año.

Hace unos días, efectivos de la Policía Federal realizaron distintos allanamientos en los barrios Balbi, Antártida Argentina y La Floresta de Paraná y desarticularon los domicilios señalados como lugares de almacenamiento y venta de drogas que regenteaba Lemos, aunque bajo el control y coordinación del propio Celis, vía teléfono celular, desde su celda en la unidad penal.

La novedad, en este caso, es que la organización estaba incursionando en el mercado de la cocaína y que había llegado a mover alrededor de diez kilogramos por mes, lo que le dejaba ganancias superiores al millón de pesos.

Si bien rige un estricto secreto de sumario, trascendió que entre los elementos recolectados en la casa de Lemos y de los otros detenidos había anotaciones y datos que podrían implicar vinculaciones con el intendente y los funcionarios. Las escuchas telefónicas que se recolectaron durante los meses que duró la investigación, además, permiten establecer que Celis orquestaba y coordinaba las operaciones desde su celda, como también determinar los roles de los otros integrantes de la organización, identificar al proveedor –un ciudadano de nacionalidad peruana que también fue detenido– y establecer vinculaciones con áreas del municipio.

Los nuevos elementos precipitaron los allanamientos. De las oficinas municipales secuestraron documentación, computadoras, elementos de almacenamiento de información y teléfonos celulares que serán peritados.
Fuente: Página Política

Claves

Narcotráfico

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles