Sergio Massa llega a Paraná; ya no en plan de fortalecer el espacio Alternativa Argentina que presentó junto a Miguel Pichetto, Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey; sino con la idea de plantear una agenda. Será música para los oídos de Gustavo Bordet, que ha dicho que no quiere una unidad basada en amontonamientos, sino en un proyecto político programático.

El fundador del Frente Renovador avaló el armado de un gran acuerdo político con dirigentes opositores, incluida Cristina Kirchner. Ésta última es la primera novedad en Massa. También renunció a cualquier aspiración, si es necesario. “Tenemos que dejar de hablar de Massa o Cristina y poner por delante el país que queremos. Tenemos que animarnos como se animó alguna vez la Concertación chilena, como se animó alguna vez el Frente Amplio de Uruguay. Definamos 10 políticas de Estado”, interpeló.

Esas consignas, pero con narrativa apostólica, es la hoja de ruta que diseñó el Papa: un frente multisectorial que, incluso, puede contar con la incorporación de un sector del PRO. Juan Grabois lo expresó al decir que le parecería “bárbaro” que Horacio Rodríguez Larreta sea el jefe de Gabinete de CFK. Massa se entusiasma con sumar a Emilio Monzó.

El Gobernador lo recibirá al tigrense pero no participará de las jornadas. Coincidirá con la idea de una agenda común para salir de este modelo. Massa llegará a mitad de semana en esta capital y la idea es dar una charla sobre seguridad. No está confirmado el lugar en que desarrollará la actividad. Según adelantó un colaborador del tigrense a Página Política estará, seguramente, dos días. Puede haber alguna recorrida por alguna pyme y contacto con la prensa.

Maniobras

Los movimientos en torno a Massa son de los más inquietantes que se han dado en los últimos días en el peronismo. El primer capítulo fue la cantada salida de Felipe Solá y Daniel Arroyo, que terminaron constituyendo un bloque propio con un pelotón de renovadores, Héctor Daer, Facundo Moyano y el Movimiento Evita. Con esa maniobra, el tigrense perdió a sus principales aliados en la provincia y el sindicalismo.

La saga podría seguir con el retorno al PJ. Sería la segunda novedad. La semana pasada ya estuvieron en la mesa de la histórica sede de Matheu 130 Solá y Daer.

Urtubey tuvo su cumbre en Salta esta semana. Participó el sciolismo con la presencia de Gustavo Marangoni y Santiago Montoya. También estuvo Juan José Bahillo enviado por Bordet. Al salteño y Daniel Scioli los une una certeza: se debe respetar lo acordado con el FMI, “las reglas establecidas”, como manifestaron. En cambio, todos los peronistas que están tributando en la otra escudería afirman que el próximo gobierno debe renegociar la deuda. No es una disidencia menor.

En Entre Ríos Bordet pregona la unidad en su comarca y escapa a la interna nacional. El Frente Renovador fue parte de su gobierno desde el primer día. Con el kirchnerismo no hay contacto fluido, lo que no significa que no haya vasos comunicantes. Julio Solanas ataca al macrismo con ferocidad pero evita cuestionar al Gobernador. Hay en el gobierno quienes piensan que el diputado nacional podría completar el binomio y, así, sintetizar a todas las expresiones. A diferencia del escenario nacional, en la provincia el peronismo tiene candidato y por eso el desdoblamiento es la herramienta más a mano.
Fuente: Página Política

Claves

2019 Massa Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles