No parece haber clima en el PJ de Entre Ríos para reunir a su congreso partidario provincial, como piden algunos sectores internos con el propósito de introducir en la carta orgánica la representación de minorías, considerada clave para contener la interna de cara a las elecciones del año que viene. En rigor, hace tiempo que no hay clima para congresos en el PJ. Históricamente, el peronismo no le ha dado importancia a la institucionalidad partidaria; mucho menos cuando ha sido gobierno, cosa que en Entre Ríos viene ocurriendo de modo consecutivo desde 2003.

Y en un contexto interno como el actual resulta difícil imaginar un debate controlado, que no exponga públicamente y de la peor manera, las profundas divisiones que atraviesan al peronismo de Entre Ríos.
Reglas
En el PJ entrerriano, las reglas de juego están hechas para que el partido no haga otra cosa que acompañar a quien gobierna. De hecho, el propio gobernador Gustavo Bordet es el presidente del Consejo Provincial.

Las autoridades partidarias se eligen cada cuatro años, un par de meses después de que se produce el cambio de gobierno en diciembre. De este modo, quien asume como gobernador o intendente controla la autoridad partidaria provincial o local.
Movimientos
Los actuales congresales del PJ fueron electos a principios de 2016 y tienen mandato hasta 2020. En teoría, esta fórmula de renovación de autoridades asegura que el gobernador ostente el control del congreso partidario durante todo su mandato.

Pero la interna no es estática. Se ha movido mucho desde que Bordet estrenó un tiempo nuevo para el peronismo provincial, obligado como estuvo a convivir desde el minuto cero de su gestión con un presidente de la Nación de otro signo político.

Ese escenario poco habitual para el peronismo entrerriano generó, desde el inicio mismo de la gestión, cuanto menos cierta desorientación entre mucha dirigencia que nunca terminó de comprender qué posición había que sostener ante el gobierno de Mauricio Macri.
Agrandar imagen
Tras la derrota en la elección de medio término en 2017, que derivó en el reemplazo en la cartera de Gobierno de Mauro Urribarri por Rosario Romero, la interna se evidenció. Tuvo su versión provincial de kirchneristas (con el ex gobernador Sergio Urribarri a la cabeza) versus peronistas “racionales” que, con Bordet a la cabeza, no son otros que los que tienen responsabilidades de gestión. Piensen lo que piensen.

En el plano institucional, esas diferencias políticas se expresaron con claridad en varios pasajes de la Cámara de Diputados que preside Urribarri. Fue, por caso, la razón primera por la que fracasó la aprobación del nuevo código electoral que proponía boleta única de papel, integración de minorías y equidad de género. Urribarri siempre la frenó.
Agrandar imagen
La interna se intentó saldar con un proyecto de reforma electoral abreviado, que se reducía a permitirle a Bordet desdoblar las elecciones, pero imponía por ley un piso bajo, del 15% de los votos de la interna, para integrar a las minorías partidarias.

Sin embargo, el piso de las minorías quedó fuera de la ley que se aprobó, por un acuerdo de Bordet con los legisladores de Cambiemos, que se interpretó como parte de las conversaciones entre la Nación y las provincias para aprobar el presupuesto nacional.

A pesar de ese cambio, el proyecto fue aprobado con comodidad por Bordet en Diputados. El poder de fuego interno de Urribarri se vio, en este tema tan sensible, reducido a su mínima expresión en la Legislatura.
Congreso
Pero una cosa es controlar un cámara de la Legislatura para determinadas iniciativas y otra dominar un congreso partidario. Para saber con precisión cuanto predicamento conserva Bordet sobre la máxima autoridad partidaria, sería necesario hoy puntear congresal por congresal.
Agrandar imagen
Al menos por lo que ha sido la tradición partidaria y por lo que pudo recoger Página Política de algunos dirigentes del PJ, no parece haber clima como para tomar el riesgo de un debate que se salga de madre.

Así las cosas, la inclusión de un piso del 15% de los votos para la próxima interna dependerá de la voluntad de la conducción partidaria que encabeza Bordet al momento de inscribir el frente electoral.

Nada que no haya ocurrido antes en el PJ.
Fuente: Página Política

Claves

Interna peronista Peronismo Interna PJ Bordet Urribarri

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles