Por Juan Pablo Ayala (*)

En la historia de los trabajadores en todo el mundo y a lo largo de los años hubo episodios que marcaron momentos de luchas por la reivindicación de ellos y sus familias.

Recordamos ese 1º de Mayo en que los mártires de Chicago nos mostraban con valentía cuál era el camino para todos los trabajadores. Pero dejando de lado a la historia que nos compromete a todos, es importante poder hacer un análisis actual del movimiento obrero argentino.

Es repudiable y es verdad que una parte pequeña de la dirigencia sindical se dejó captar por otros intereses y no escapan a la corrupción que sufrimos en varios sectores de nuestra sociedad. Es importante diferenciar y remarcar la gran cantidad de dirigentes sindicales, delegados y trabajadores que día a día hacen patria en sus puestos de trabajos, pregonando por sus derechos pero también cumpliendo sus obligaciones.

Es totalmente razonable que el común de nuestra sociedad repudie con energía a estos tipos y sus accionar, porque también dañan las buenas acciones de los jóvenes dirigentes que anhelamos el verdadero horizontes que nos enseñaron nuestros viejos dirigentes, que es el de luchar por el trabajador, por esos mártires del movimiento obrero argentino que defendieron con sus cuerpos esta lucha tan justa para todos.

No quiero dejar de razonar con un actor principal que oficia de árbitro imparcial, que son las corporaciones mediáticas de nuestro país que responden a un sector político en cual nos gobierna y a un grupo de empresarios que su único objetivo es flexibilizar los derechos laborales, que fue obtenido por nadie más que de la manos de las organizaciones sindicales, y que sueñan con un país sin organización gremial, que tan solo una noticia hacen análisis que encierran a todos por iguales y crean opiniones convenientes a ellos, ocultan y blindan acciones políticas fatídicas al pueblo argentino. Pero no llegó lo peor para nosotros, hay ideas venideras que son las que van hacernos tocar fondo si no estamos fuerte y unidos. El trabajo nuestro es analizar y sacar nuestras conclusiones para poder explicar y persuadir a la sociedad de lo que realmente es el sindicalismo. Nosotros somos convenios colectivos de trabajo, somos paritarias, somos prestadores sociales, somos el sector más importante de nuestra Argentina. Nosotros somos el movimiento obrero más grande el mundo. Somos trabajadores.


(*) Secretario adjunto del Sindicato del Petróleo, Gas Privado y Biocombustible de Entre Ríos.
Fuente: Página Política

Claves

OPINIÓN gremios

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles